El horno microondas es uno de los electrodomésticos más comunes en las cocinas. No ocupa mucho espacio, es fácil de usar y muy práctico. El microondas se utiliza tanto para recalentar alimentos o líquidos como para cocinar u hornear.

¿Cómo funciona tu microondas?

Un horno microondas está equipado con un pequeño dispositivo llamado magnetrón. Convierte la electricidad en ondas electromagnéticas. Estas ondas viajan a través del horno microondas y a través de la comida. Es cuando las moléculas de agua, azúcares y grasas de los alimentos comienzan a moverse a la misma velocidad que las ondas. Toda esta agitación libera calor y calienta la comida.

Aunque no siempre se puede ajustar la potencia de un horno microondas (normalmente entre 600 y 1400 vatios), es importante ajustar correctamente el tiempo de cocción. Dependiendo de esto, el magnetrón producirá ondas continuas o intermitentes, permitiendo que el calor se distribuya de manera uniforme y evitando la formación de puntos calientes o la sobrecocción.

El horno microondas produce ondas que penetran en los alimentos (hasta 3 cm) agitando las diferentes moléculas que se calientan entre sí, pero no produce calor como tal, por lo que los platos cocinados en el microondas no pueden dorarse ni asarse. Este sistema permite calentar los alimentos rápidamente porque el calor se produce directamente en el corazón de la comida y no viene del exterior como en un horno tradicional.

Tu microondas calienta mal la comida o ya no calienta la comida, ¿y no sabes por qué? Siga nuestra pequeña guía para localizar la causa del fallo de su aparato y llevar a cabo la reparación.

ADVERTENCIA: Su seguridad y la de los demás es importante. Antes de hacer cualquier reparación, asegúrese de que el aparato esté desenchufado y descargado eléctricamente. También se recomienda usar guantes y ropa cómoda ajustada al cuerpo, y quitarse las joyas y accesorios que puedan quedar enganchados.

Antes de abordar el problema: los primeros controles a realizar

¿Qué debo hacer antes de reparar un horno microondas que ya no calienta/enciende?

La energía eléctrica de un microondas puede alcanzar los 4000 voltios. Para evitar cualquier riesgo de electrocución, es esencial descargar eléctricamente el aparato antes de desmontar cualquier pieza. Para este propósito:

  1. Desenchufe el microondas
  2. Use guantes aislados y un destornillador aislado.
  3. Use un destornillador para tocar los dos terminales del enchufe para crear un cortocircuito.
  4. Para mayor seguridad, también puede dejar el horno microondas desconectado durante 24 horas para que termine de descargarse eléctricamente.

Para acceder a las distintas partes, primero hay que quitar la tapa metálica del microondas:

  1. Localiza los tornillos de sujeción situados en los laterales y en la parte posterior de la tapa metálica del horno de microondas.
  2. Desatorníllalos y quita la tapa.
  3. Observe las diferentes piezas.

 Si tu horno microondas ya no calienta y quieres saber si tiene solución

Fallo del microondas: principales causas y posibles soluciones

¿Cómo solucionas los problemas de tu microondas?

El condensador

El condensador es una parte muy importante del sistema eléctrico de un microondas. Permite almacenar la energía eléctrica y luego redistribuirla en el aparato según sus necesidades. También protege el sistema de cualquier variación eléctrica a la que pueda estar sometido el aparato.

¿Cómo verificar el estado del condensador de tu microondas y reemplazarlo?

  1. Localiza el condensador.
  2. Con unos alicates aislados, cree un cortocircuito para descargar el condensador. Para hacer esto, coloque la abrazadera en los dos enchufes ubicados en el extremo visible del condensador.
  3. Usando un multímetro, pruebe el valor del voltaje eléctrico del condensador. Si es diferente del valor esperado (escrito en el capacitor), considere que el condensador ha fallado y debe ser reemplazado.

El diodo de alto voltaje

El diodo de alto voltaje permite hacer circular la corriente eléctrica en una sola dirección, evitando así los riesgos de sobretensión. El diodo de un microondas generalmente consiste en un conjunto de varios diodos (hasta 8) y está conectado al condensador.

¿Cómo puedo comprobar el estado del diodo en el microondas y reemplazarlo?

  1. Descargue el condensador.
  2. Localice el diodo de alto voltaje.
  3. Usando un multímetro, comprueba la resistencia eléctrica del diodo. Debería estar alto en un lado y bajo en el otro. Si no se muestra nada o el resultado que se muestra no es el esperado, considere que el diodo de alto voltaje está defectuoso y debe ser reemplazado.

El fusible

El fusible está conectado al condensador (entrada de corriente eléctrica) y al transformador (salida de corriente eléctrica) y transforma la corriente de 2500 voltios a 230 voltios. En el caso de un fallo, el fusible toma la sobrecarga y se funde, protegiendo así al resto del aparato.

¿Cómo puedo comprobar el estado del fusible del microondas y reemplazarlo?

  1. Descargue el condensador.
  2. Localiza el módulo de filtro.
  3. Retire el módulo del filtro de su ubicación, únicamente es necesario desenchufar todos los conectores.
  4. Con unos alicates, retire el fusible situado en el módulo de filtro.
  5. Usando un multímetro ajustado en la posición del ohmímetro, compruebe el fusible. Si no se muestra nada, o si el fusible está visiblemente quemado o dañado, considere que el fusible está defectuoso y debe ser reemplazado.

El magnetrón

El magnetrón puede considerarse la esencia del horno de microondas. Es el responsable de transformar la energía cinética en energía electromagnética. La energía eléctrica entra en el magnetrón y las microondas electromagnéticas salen de él. Estas ondas chocan con el elemento a calentar y lo calientan.

 

¿Cómo puedo reparar un microondas que no calienta bien o que funciona pero no calienta?

Esta avería es bastante rara pero es posible que su magnetrón muestre signos de debilidad después de varios años de buen y leal servicio. Si el magnetrón se debilita, menos ondas llegan a la comida a calentar y por lo tanto el tiempo de calentamiento aumenta.

Preferimos advertirle que es bastante difícil determinar si el magnetrón se está debilitando y la prueba del magnetrón puede no ser suficiente para determinar si el fallo se debe realmente al magnetrón.

¿Cómo probar el magnetrón de microondas?

Cuando el magnetrón falle, el horno de microondas dejará de calentarse y se escuchará un ruido de vibración muy peculiar. Si el lugar por el que salen las ondas se daña de alguna manera, tendrá que ser cambiado por razones de seguridad.

  1. Descargue el condensador.
  2. Localiza el magnetrón.
  3. Afloja los tornillos que sujetan el magnetrón para sacarlo de su ubicación.
  4. Usando un multímetro colocado en la posición del ohmímetro, pruebe el magnetrón en la posición de los sensores del multímetro en las orejetas del magnetrón. El valor deseado debe estar cerca de 0.
  5. Luego compruebe si el magnetrón está conectado a tierra colocando uno de los sensores multimétricos en la carcasa del magnetrón y el otro sensor en uno de los terminales del magnetrón. El valor deseado es el infinito (“1”).

La seguridad de la puerta

Si hay un fallo en el sistema de cierre de la puerta, esto evitará que su aparato caliente la comida.

  1. Observe el sistema de cierre de la puerta.
  2. Comprueba que el pestillo encaja en su sitio correctamente. Si no hay ninguna anomalía en este momento, continúe comprobando.
  3. Descargue el condensador.
  4. Localice el módulo de seguridad.
  5. Usando un multímetro, pruebe la resistencia eléctrica del módulo de seguridad. Si no se muestra nada o el resultado que se muestra no es el esperado, considere que el módulo de seguridad está defectuoso y debe ser reemplazado.

Consejos para el cuidado del microondas

Aquí hay 4 consejos para el mantenimiento rápido y fácil de su horno de microondas:

  1. Agua jabonosa caliente. Después de cada uso, limpie todas las superficies del aparato con una esponja suave y un poco de agua jabonosa caliente.
  2. Agua caliente y jugo de limón. Para eliminar los olores desagradables y desengrasar las paredes, coloque un vaso de agua con limón en el microondas y caliéntelo. Luego limpia y seca las paredes con un paño suave.
  3. Puro limón. Frota las paredes con limón para aflojar la suciedad incrustada y luego limpia con un paño suave para quitar los residuos y secar.
  4. Agua caliente y vinagre blanco. Calentar un cuenco de agua con vinagre (unos dos tercios de agua y dos tercios de vinagre blanco), luego limpiar todas las paredes, juntas y superficies del aparato con esta mezcla y con un paño suave. Enjuagar y secar.

Si después de todas estas comprobaciones sigue sin encontrar la causa del mal funcionamiento de su aparato o si se debe a los controles eléctricos que controlan todas las funciones, no espere más y llame a un reparador profesional.

 

Te puede interesar: